Hoy es Sábado 12 de Julio del 2014
 
Visitantes: 1025799 | Online: 4
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Luto en laHuasteca, murió Felipe Turrubiates
  Luto en laHuasteca, murió Felipe Turrubiates
29/Enero/2008/00:03:13
TAMPICO, TAM. Gran consternación causó el pasado fin de semana en el estado de Tamaulipas el deceso de Don Felipe Turrubiates Guillén, uno de los hombres viejos del huapango y que fuera integrante del trío Los Caimanes de Tampico, víctima de una neumonía que se le complicó con la diabetes que padecía desde hace mucho tiempo. Tal hecho ocurrió el viernes 25 de enero en el Instituto Mexicano del Seguro Social de Madero, Tam., le sobreviven su esposa la Sra. Evelia, sus hijos Blas, Felipe y Lourdes Turrubiates Morales.
Por: LAURA AHUMADA

Felipe Turrubiates, fue un hombre apasionado por los huapangos, nació en Xicoténcatl, Tam., el 28 de noviembre de 1942. A los 6 años comenzó sus primeras clases de música en la jarana, teniendo como maestro a su señor padre Don Blas Turrubiates Briones, que le enseñó sus primeros tonos y con quien se integró  a los 9 años para formar parte de su trío con Irineo García y Rodrigo Aguilar, apartir de entonces inicia la aventura del pequeño Felipe dentro de la música huasteca, llevando su canto y trovas por su tierra así como lugares circunvecinos.
 
A finales de los 50’s y con el trío Xicoténcatl participó en diferentes concursos nacionales
de huapango, debido a la convocatoria que hiciera el gobernador del estado Treviño Zapata
 para formar un conjunto representativo de Tamaulipas, teniendo como objetivo la búsqueda
 de los mejores ejecutantes del son huasteco dentro y fuera de la entidad, entre los participantes estuvieron: Los Cantores del Pánuco, Los Cantores de la Huasteca de Juan Coronel, Los Tres Huastecos del Negro Marcelino, Trío Altamira de los Hermanos Castro, Trío Panuquense del 30 meses y Los Hermanos Calderón, que se congregaron en Cd. Victoria,Tam.
 
Ante tanta presencia de personajes importantes del son huasteco el joven Felipe decide irse a probar suerte a Tampico– considerado en aquellos años la Capital del Huapango – por tal razón llegó al puerto jaibo a mediados de la década de los 60s, acudiendo directamente al Santuario de todos los músicos, “El Bar Comercio”, lugar que frecuentaban  los huapangueros de renombre, pues su máximo anhelo era ser parte del trío de Juan Coronel a quien admiraba por su forma de ejecutar el violín. Mientras esperaba la oportunidad fue parte del trío Tamazunchale compartiendo créditos con Anselmo “El Güero” Zuviri y Carlos “El Zurdo” Castillo. Además de ser requerido en 1975 por Reynaldo Calderón para ser parte del Conjunto Típico Tamaulipeco por ser buen jaranero. Pasó el tiempo y por fin se le cumple el deseo de ser integrante de los Cantores de la Huasteca de Juan Coronel con quien duró aproximadamente 5años ejecutando la guitarra quinta huapanguera.
 
En 1983 Don Felipe decide hacer su trío a lado de de Martín Godoy y Agustín Espinoza, dándole el nombre de Los Caimanes de Tampico, debido a la admiración que tenía por los originales Caimanes que eran Celestinos Reyes, Audelino Ávila y Fortino González, pidiéndole
 a éste último su autorización para seguir con el nombre, sólo se le agregó de Tampico, y por ser el caimán uno de los sones huastecos más viejos.  Ya con su trío establecido   participaron en el primer concurso de composición de música huasteca en 1985, obteniendo el primero y segundo lugar con los huapangos “Inspiración de Huastecas” y “Viva Altamira” respectivamente, dentro de las fiestas de Abril de Tampico, Tamaulipas.
El trío de Los Caimanes de Tampico intervino en la película “Muelle Rojo”, filmada en el puerto tampiqueño y Mata Redonda, Ver., ejecutando huapangos huastecos. De igual manera
realizaron una exitosa presentación en el teatro de la ciudad de México, como parte del programa de “Tampico Hermoso” en el D.F. Don Felipe Turrubiates y sus compañeros apoyaron a diferentes grupos de danza folklórica tanto del estado de Tamaulipas, Aguascalientes, Nuevo León, Coahuila, Durango y Chihuahua en 1993. En 1994 se presentan en el programa nocturno de televisión “En Vivo” de Ricardo Rocha.
 
Más adelante se incorporan al trío  Basilio Martínez Aguilar en el Violín, Porfirio Díaz Arteaga en la quinta huapanguera comandados por Felipe Turrubiates en la jarana  y con quienes estuvo trabajando más de 10 años logrando pisar terrenos como Italia, España entre otros países, logrando consolidarse como uno de los tríos consentidos de Tampico. Lamentablemente la diabetes poco a poco fue mermando su salud, aunado al enfisema pulmonar que padecía por el exceso del tabaco, pero eso no era motivo para dejar su jarana fiel compañera en el andar huasteco con la cual alegraba al público a través del huapango,
pero la vida le hace una mala jugada, pues en diciembre del 2007 ingresa al hospital por un preinfarto que se pudo controlar a tiempo gracias a la oportuna intervención de su “Chatita” como él le decía a su inseparable esposa Evelia, quien junto con el equipo médico estuvieron atentos a la evolución de Don Felipe Turrubiates logrando que saliera del cuadro crítico, para  después reincorporarse a sus actividades laborales en los primeros días del mes de enero del 2008 actuando en eventos particulares.  Sin embargo el sábado 19 de este mismo mes de nueva cuenta es hospitalizado a consecuencia de una neumonía que lo mantuvo por varios días en terapia intensiva hasta que su cuerpo ya no resistió la batalla que tenía por seguir en esta vida sucumbiendo ante la muerte el viernes 26 de enero a las 10 a.m. en el IMSS. Tal  noticia consternó al mundo huasteco ante lamentable pérdida.
 
Esa misma noche Don Felipe fue velado en una agencia funeraria de Tampico a la cual asistieron sus familiares, amigos y hermanos huastecos entre los que podemos mencionar: Paulino Segura de Los Caporales del Pánuco; Dr. Francisco Castellanos del Conjunto Típico Tam-isis del Sur de Tamaulipas, Jorge Hernández del trío Juventud Huasteca; Martín Godoy, Chanito Silva y Juan Balleza del trío Alegría Huasteca quienes tuvieron la difícil tarea de interpretar los huapangos que a Don Felipe le gustaban como “El Tamaulipeco”, “El Miramar” y “El Huasteco Perdido”. Además de contar con la presencia de sus compañeros Porfirio Díaz y Basilio Martínez.. Por la mañana del sábado su cuerpo fue  trasladado a la tierra que lo vio nacer para ser velado durante el día y ofrecerle una misa de cuerpo presente en la capilla “San Judas Tadeo” y posteriormente darle cristiana sepultura en el panteón municipal, no sin antes despedirlo como el siempre lo quiso, con huapangos, siendo el huerfanito el que más sentimiento causó entre la concurrencia interpretado por Soraima Galindo secundada por Porfirio y Basilio sobrevivientes del trío Los Caimanes de Tampico.
 
Sin lugar a dudas otra de las voces de los viejos huapangueros se apaga, para ser recordado a través de su legado discográfico, pues Don Felipe Turrubiates Guillén  emprendió el viaje del no retorno dejando un hondo vacío en el corazón de su familia y amigos huastecos que lo tendremos siempre presente a través de sus  interpretaciones en la música huasteca.


 




 


| INICIO | Ciudad | Municipios | Radio | Opinión | Conózcanos | Hemeroteca | Contacto

 

Copyright © 2007 Radio Expresión Digital.
Todos los derechos reservados.

Desarrollado por
Copyright © 2007.
Todos los derechos reservados.